Meditación en movimiento

Empecé a conocer el valor de la meditación en mi etapa adolescente. Sin embargo, nunca he sido de las personas que practican el tipo de meditación sentada y en silencio por largo tiempo. Los beneficios de esta forma tradicional de meditar son innumerables, testados y reportados por miles y miles de practicantes a lo largo de la historia. En mi caso particular, siempre me he sentido más atraída por la meditación en movimiento, de hecho, la siento como una forma de vida. Ya esté conduciendo mi coche, fregando los platos, escribiendo o paseando relajadamente por la orilla de la playa, trato de estar presente en el momento presente, consciente de lo que pienso, consciente de lo que siento, atenta a las señales y atenta a las respuestas que, tarde o temprano, llegan. Así es mi manera de entender y disfrutar la meditación.

Hoy en día, la neurociencia está desvelando, a través de investigaciones y estudios, pruebas cada vez más evidentes del beneficio de la meditación y el mindfulness, lo que nos está permitiendo desarrollar nuevas estrategias y ejercicios para que estas prácticas sean cada vez más accesibles e integrables en nuestra dinámica de vida actual.

Me he decidido a crear mi propio ejercicio de mindfulness para practicar mientras estoy por casa. Es muy simple: Caminas muy, muy lentamente, mientras repites estas frases, o aquellas palabras que a ti mejor te resuenen:

  1. Con este paso que doy, yo libero con gratitud mi pasado.
  2. Con este paso que doy, yo me abro a lo bueno que está por venir.
  3. Con este paso que doy, yo soy consciente de la tierra que piso.
  4. Con este paso que doy, yo acojo con fuerza las manos que ayudan.
  5. Con este paso que doy, yo aparto con respeto las manos que frenan.
  6. Con este paso que doy, yo reafirmo el potencial que reside en mi.
  7. Con este paso que doy, yo siento el apoyo divino que me abraza y acoge.

Con cada frase que repites, deja que resuene profundo en tu interior y saborea el agradable sentir que te aporta. Con este refuerzo interno, te incorporas al mundo exterior, llevando contigo este estado de “dicha” y confianza imbatible, ganada con unos minutos de simple práctica.

Mi “NeuroConsejo“: Crea tu propia meditación en movimiento. Las investigaciones muestran que tendrá un mayor efecto positivo en tu cerebro.

Pilar Méndez, NeuroCoaching

Anuncios

Gracias MIEDO

Imagina una sólida pared de cristal ante ti. Te permite ver lo que hay al otro lado. Ahí, justo tras ese muro de cristal resulta que está lo que más deseas hacer en estos momentos de tu vida. Lo ves con tanta claridad que parece absurdo que no puedas alcanzarlo pero claro, media una pared, aunque sea transparente.

Ese sólido cristal que ves y te retiene también se llama Miedo. Y es curioso porque sólo tú puedes verlo, puedes sentirlo, casi tocarlo; sin embargo, te frustra aún más que otros no lo vean y no comprendan tu freno. Tampoco comprenden porqué una y otra vez te detienes en el mismo lugar, en el mismo punto. Ellos no saben que estás mirando al otro lado de ese cristal transparente, que estás soñando y deseando atravesarlo para agarrar con fuerza todo eso que tanto deseas y que está tan cerca ¡Sólo media una pared!..

Déjame decirte una cosa:  -Ahora mismo- imagina que, por un momento, eres la mejor especialista del mundo, reclamada y contratada por las cinematográficas más prestigiosas que te pagan generosamente por ejecutar las escenas más arriesgadas e impactantes del mundo de la ficción. Algo así como la doble de Angelina Jolie en Tomb Raider. Tómate tu tiempo e IMAGÍNATE…

¿Con cuánta fuerza e impulso te lanzarías contra esa pared de cristal para alcanzar tu más osado y deseado sueño?

Yo te aseguro que, con esta imagen en tu mente, no dudarás ni un ápice en atravesar lo que media entre tú y tu gran sueño.

Lo más sorprendente de todo es que, en cuanto te lances a deshacer ese bloque de cristal (miedo), te vas a sorprender de lo efímero que es, que el bloque no es de un grueso cristal sino tan sólo una ligera capa de humo vaporoso y -lo mejor de todo- es que te has lanzado con tanto impulso contra él, que atraviesas la falsa resistencia y terminas por llegar y adentrarte en tus sueños mucho más allá de lo que nunca antes habías imaginado. ¡¡SÍÍÍ!!

¿Deseas crear esa identidad fuerte, segura y confiada?

Mi programa de High Performance Coaching te ofrece esa oportunidad. Te facilita las estrategias y mentalidad desarrollada por las personas de mayor éxito y gran personalidad, puestas a tu alcance para que consigas crear la vida libre de miedos y carencias con la que tanto sueñas y, definitivamente, mereces.