De los Sueños a la Realidad

Satisfacer nuestras necesidades de supervivencia es prioritario. Pero una vez cubiertas, todos comenzamos a soñar más y más y más. Pero ¿Cómo consigues que tus sueños/deseos se hagan realidad? La respuesta es -Pasando a la acción-.

En un principio, vivimos los nuevos deseos soñando, viajando por un mundo de fantasías. Cuando se trata de materializarlos, la investigación nos indica que debes poder visualizar ese deseo claramente en tu mente, pero también que necesitas visualizar el resultado de ese deseo. (Estudios de Oettingen). Sin embargo, muchas personas se detienen en este proceso, saltándose un paso importante, que es empezar por hacerte una serie de preguntas esenciales:

  • ¿Cuán importante es este deseo para mí?
  • ¿Refleja mis valores principales?
  • ¿Puedo alcanzarlo de manera realista con mis habilidades actuales, o necesito nuevas estrategias?
  • ¿Qué obstáculos se interponen en mi camino?
  • ¿Estoy listo y dispuesto a hacer lo que sea necesario y trabajar duro para lograrlo? (Perseverancia y persistencia).
  • ¿Tengo un plan escrito paso a paso y alguien de confianza que me empuje a moverme hacia mi objetivo? *Lo más importante.

Luego, te animo a que sigas las indicaciones de John Norcross (autor de Changeology) y aborda las siguientes preguntas, que él considera son esenciales si deseas hacer realidad lo que plasmas en tu tablero de visión.

  • ¿Eres un iniciador? Si no, podrías no tomar medidas para manifestar tus sueños.
  • ¿Eres auto-sanador? Si no, te puedes encontrar, innecesariamente, dependiendo de los demás.
  • ¿Eres auto-motivador? Nadie más puede “embaucarte” para que pases a la acción.
  • ¿Eres auto-disciplinado? Si no, ¿Cómo permanecerás en el camino correcto para alcanzar tus objetivos?
  • ¿Eres auto-consciente? Si no, ¿Cómo identificarás tus debilidades y planificarás estrategias efectivas para abordar los obstáculos que encuentres en el camino?

Y por último, asegúrate de seguir los pasos para lograr objetivos, basados ​​en evidencias, de Norcross: 1.Mentalízate; 2.Planifica antes de saltar; 3.Emprende acción; 4.Maneja tus obstáculos y errores; 5.Persevera y persiste hasta que mantengas tu nuevo comportamiento; 6.Asegúrate de hacer un seguimiento de tu progreso semana a semana, midiendo tu éxito; 7.Cuando te veas frente a un muro, vuelve a pensar, vuelve a planificar, reinicia la acción.

Los 30 años de investigación de Norcross muestran que -si sigues estos pasos- aumentarás tus posibilidades de éxito en un 50-75%.

Anímate a ponerlos en práctica y cuéntame qué te funciona y qué realizaciones consigues.

Anuncios

¿Grandeza o Mediocridad? -Tú decides

“Una langosta cuando se la deja en un lugar alto y seco entre las rocas, no tiene instinto y energía suficiente para elaborar su camino de regreso al mar, sino que espera a que el mar venga hasta ella. Si no viene, ella permanecerá donde está y
muere, aunque el más ligero esfuerzo le permitiría alcanzar las olas, que quizás están a menos de un metro de ella. El mundo está lleno de langostas humanas: hombres varados en las rocas de la indecisión y la procrastinación, quienes, en lugar de poner en marcha sus propias energías, están esperando por alguna gran ola de buena fortuna que los mantenga a flote “. ~Dr. Orrison Swett Marden (1850-1924)

Pensaba en Liderazgo cuando encontré este texto, que refleja perfectamente la situación de tantos emprendedores y empresarios en la actualidad.

Muchos sueñan con convertirse en grandes líderes del siglo veintiuno, esa clase de profesional que excede objetivos y expectativas, es admirado por sus colegas y miembros de equipo; que se siente inspirado a rendir al más alto nivel y mantenerse comprometido con sus metas. Sin embargo, la mayoría lucha portando la mentalidad de los líderes del ayer, esos que batallan por aferrarse a su posición siguiendo el pensamiento convencional y resistiéndose a escuchar porque no les gusta “que les digan lo que tienen que hacer”. Estos “líderes”, tarde o temprano, se encontrarán en una pelea desesperada por conocer más de sí mismos, por encontrar la claridad que necesitan para guiarse y para guiar a otros a través de la complejidad de estos tiempos.

Para implementar un nuevo y necesario modelo de liderazgo es un paso clave elegir aprender a desarrollar nuevos y prácticos modelos mentales basados en nuevos paradigmas y habilidades que te ayudarán a evitar convertirte en una langosta atrapada entre las rocas.

Para ganar una visión futura más prometedora y exitosa es necesario aprender del pasado para poder diseñar, por anticipado, las estrategias a aplicar ante los posibles peligros; tener herramientas para responder a los desafíos actuales y actuar con rapidez ante las oportunidades que probablemente se van a presentar.

¡Tú eliges! Mantener una mentalidad mediocre que te vara entre las rocas o aprender a desbloquear el potencial escondido que encierra tu mente de modo que puedas liderar con grandeza tu propia vida y la vida de aquellos que te siguen. Esta última elección requiere que te lances al agua y apuestes por tu desarrollo personal y profesional en primera instancia.

 

Eres lo que Es tu Deseo Más Profundo e Impulsor

Leía esta frase “Eres lo que es tu deseo más profundo e impulsor” y me di cuenta que es en el deseo donde reside una gran parte de nuestros logros y la consecución o no de nuestros sueños. Aunque debo profundizar aún más y aclarar que más que en el deseo en sí, es en la intensidad y claridad de tu deseo donde reside el “secreto de todo éxito”.

Todos soñamos y deseamos cosas. Sin embargo, unos lo consiguen y otros no. ¿Qué nos diferencia? Por mi propia experiencia personal y la experiencia con mis clientes, he podido experimentar ambos lados del camino del logro.

Hagamos una prueba. En este mismo instante, atrae a tu memoria un deseo actual; algo con lo que sueñas y que te gustaría estar viviendo o poseyendo en tu vida. Observa ese deseo y, principalmente, observa “dónde” lo ves… ¿Está la imagen cerca o lejos de ti? ¿Está tu deseo ubicado como si mirases a través de un escaparate y pasas ante él? o por el contrario ¿Estás sintiendo en tu piel, en ti, la vivencia de ese deseo, palpándolo, experimentándolo…? Aquí es donde reside esa clave especial que abre las puertas a tu sueño.

Cuando deseas algo; sea una relación, una casa propia, un auto, un cambio de trabajo, un viaje inolvidable, una cuenta bancaria rebosante de dinero…, SUMÉRGETE EN TU DESEO. Atrévete a navegar por él. Juega, con la ayuda de tu imaginación, a conseguir que se te erice la piel y se te acelere el corazón cuando lo vivencias,  y muy importante, ALIMÉNTALO DÍA TRAS DÍA, mientras lo visualizas, incorpora nuevos detalles cada vez: imágenes vívidas, olores, sabores, elementos cada vez más precisos y sentidos.

Tu ingeniería interna se encargará de buscar en el exterior todo lo que “case” con los detalles que le vas facilitando en tu ensoñación; advertirás que tu estado de alerta ante las oportunidades de conseguir tu sueño estará más despierto y activo y estarás más receptiva y dispuesta a actuar y trabajar por tu sueño vívido e impulsor.

¿Tenías miedo a soñar? Pues ya tienes un proceso para activarlo. Ya tienes una manera para impulsarte a luchar y a hacer lo que sea necesario para verlo hecho realidad. Empieza por SENTIR PROFUNDAMENTE TU DESEO.

“Eres lo que es tu deseo más profundo e impulsor…”

5sueñapasion