“Nada es casual”

Proyecto de Re-inserción Social para Mujeres en prisión.

-Nada es casual- Cómo me gusta este pensamiento.
Hace sólo unos minutos que estaba con un cierto nivel de estrés. Me dirigía a dar un taller para mujeres en prisión. Una tarea de gran responsabilidad. Mi mente luchaba con “¿Estaré suficientemente preparada?“, al mismo tiempo, que estaba inmersa en el agobio por haberse roto la impresora ayer y no había conseguido imprimir ciertos formularios importantes para llevar hoy. Así que aquí estaba, apresurándome para encontrar un lugar abierto donde poder imprimir, y llegar a tiempo para impartir el taller.
-Nada es casual- Recibo una llamada: “Pilar se suspende el taller. Hay huelga de funcionarios de prisiones. ¿Podrás hacerlo mañana?”
¡Gracias universo! La calma que tanto profeso regresa a mí de nuevo. La confianza en la sincronía de las cosas vuelve a hacer acto de presencia. Abierto el campo para resolver el inconveniente de las fotocopias. ¡Ahh!
Aprovecho para continuar leyendo un documento que había abierto, intuitivamente, unos minutos antes, y me encuentro la siguiente respuesta -que yo aplico a las dudas que rumiaban en mi mente:

*…Como dice Kabat-Zinn, “es ‘lo suficientemente bueno’ por ahora, si sabes que realmente no sabes lo que estás haciendo pero de algún modo encuentras una manera de ser real … Si tienes en cuenta en todo momento que la vida es el verdadero maestro de meditación, y la vida es la verdadera práctica de meditación. … Entonces puede que hagas una muy grande y beneficiosa diferencia en la vida de algunas personas, y en la tuya propia”. *

 
Gratitud es lo que siento ahora mismo y esa misma gratitud es la que me impulsa a prepararme más a conciencia aún para compartir con estas mujeres mañana.
Desde mi sentir consciente, ahora elijo que pensamientos quiero que naveguen por mi mente:  “Merezco estar en calma. Disfruto mi sentir de confianza y gratitud. Puedo impartir un taller que aporte alivio y valor a quienes están necesitadas de recibir atención y respeto. Merezco fluir con los acontecimientos y disfrutar la sincronicidad que hace que todo sea perfecto, tal cual es.
“Nunca seas un prisionero de tu pasado; tan sólo fue una lección y no una sentencia de vida.” ~ForSelfSuccess
Anuncios

Felicidad y Éxito. Más que Afirmaciones

Nuestro cerebro es tan complejo que es muy difícil, a día de hoy, presentar “hechos”, por ello yo prefiero hablar de “conjeturas basadas en la investigación”. Con esto en mente, hoy me aventuro a ofrecer alguna sugerencia de -por qué, a tantas personas, no les funcionan las afirmaciones en su búsqueda de felicidad y éxito-

¿Por qué tanta gente no ve resultados? Si los expertos en auto-ayuda han predicado los beneficios del pensamiento positivo durante más de cien años y la neurociencia confirma que una mentalidad positiva estimula los centros de motivación en tu cerebro, entonces ¿Qué falla? Las respuestas son muchas y muy diversas las razones. Por ahora, comprende esto:
Tu cerebro se motiva, liberando dopamina, entre otras funciones, para pasar a la acción para perseguir cualquier objetivo que le brinde placer inmediato. El problema se presenta porque muchos de nuestros objetivos requieren de un compromiso a largo plazo. Esto significa que, para mantener la acción, tienes que darle a tu cerebro pequeñas recompensas a lo largo del camino hasta llegar a lograr las más grandes. Eso conlleva disciplina, un esfuerzo cognitivo constante y creatividad. Aún así, las afirmaciones son esenciales para la felicidad y el éxito. El optimismo es una forma de afirmación. La gratitud es otra forma valiosa de afirmación.
Pero también conoce que las afirmaciones por sí solas no te harán más feliz o más exitoso. La investigación muestra que *debes actuar y planificar tus estrategias en un calendario, gestionar tu tiempo y medir tus pequeños pasos hacia tu objetivo. Sin olvidar celebrar tus logros diariamente.

NeuroConsejo: Cuando uses la positividad para lograr tu éxito, practica el siguiente giro: Al establecer tu meta o propósito, en lugar de decir “Voy a _______” (comer mejor, practicar más deporte, iniciar un nuevo negocio), intenta esto: “¿Voy a _______?”  *Escribe todas las razones que se te ocurran tanto para hacerlo como para no hacerlo. Luego, reflexiona atentamente sobre lo que has escrito. Deja que tu intuición te ayude a evaluar tu deseo auténtico de alcanzar este objetivo en particular y actúa en consecuencia.

Cuéntame tu experiencia con este NeuroConsejo y veamos que percepciones y resultados te ayuda a conseguir. ¡Gracias!