¡Por culpa del Miedo!

Me imagino que más de una vez habrás sentido esa presión punzante  en las sienes que a mí me hace recordar los clavos insertados en la cabeza de Frankenstein. Además de un pellizco en la boca del estómago que no sabes si te está indicando que salgas corriendo o que te quedes y aguantes un poco más.

Y todo eso ¿Por qué? Pues tan sólo porque tienes que tomar una decisión. Una simple decisión, como dar un paso concreto, escoger algo específico, definir un camino a seguir, comunicar algo a alguien, reclamar, o dar una simple opinión.

¿Por qué sentimos tanto miedo cuando se trata de pasar a la acción?

Es curioso nuestra manera de sentir antes de actuar ¡Si es que llegamos a actuar! Porque, en nuestro fuero interno, sabemos cuál es el paso a dar, el camino a seguir, las palabras a pronunciar ¡Lo sabemos! Sin embargo, el hecho de tomar una determinación definitiva sobre el asunto, de resolver lo que necesitamos resolver, se convierte en toda una odisea.

Cuanta más mente le demos a la decisión más nos costará llevarla a cabo. Las dudas se apoderarán de tu capacidad resolutiva. Las náuseas te impedirán sentir más allá de la boca de tu estómago. La presión en la cabeza te impedirá centrarte y pasar a la acción. Hay quienes hasta necesitan hacer una visita al baño.

Para unos es el miedo a equivocarse y fracasar en el intento, para otros es la exigencia de la perfección y no querer mover ficha hasta que todo le garantice que las cosas van a salir bien, para otros es el miedo a ser juzgados si manifiestan lo que piensan o desean… Detrás de todo esos miedos está la necesidad de aprobación por parte de alguien mas, ya sea de tu pareja, tu familia, tus vecinos, tus compañeros de trabajo, tu entorno social…

¿Cómo terminar con todo este sufrimiento innecesario?

Sintiendo y conectando con tu aprobación interior. Cuando te apruebas y te valoras a ti mismo, la presión se desvanece. El regocijo interior calma la necesidad de aprobación exterior. Y es curioso cómo -cuando pasas a la acción con tu decisión definitiva sobre el asunto- todo parece salir bien, a la perfección y, sorpresivamente, recibes reconocimiento y apoyo.

Por lo tanto:

Decide, con certeza desde tu conocimiento interior. Pasa a la acción con determinación resolutiva, sin dilación  y jamás darás un paso equivocado cuando actúas desde esta vibración.

Decide, perder tu precioso tiempo de vida, habitando en la estrechez de tu espacio en la cabeza o elige expandirte a explorar el mundo con las múltiples opciones que te ofrece. Cualquier opción será válida porque la vida se vive actuándola. Luego, ábrete a recibir los regalos que llegan, como por arte de magia,  cuando das un paso más allá de las fronteras del miedo.

blog01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s