LO MÁGICO EXISTE

Tras una agradable conversación, me paro a recapacitar y me doy cuenta que, aunque vivimos rodeados de magia pura y auténtica cada segundo de nuestras vidas, nos permitimos el lujo (porque es un lujo, la verdad) de poner en duda esa magia. Y me quedo asombrada. Mira si la magia es tan increíblemente mágica que nos da la oportunidad de mantenernos vivos, de sustentarnos, nos da la oportunidad de verla manifestarse segundo a segundo y, al mismo tiempo, nos da la oportunidad de crear duda en nuestra mente y cuestionarnos todo lo que ella nos ofrece.

Observa todo lo que te rodea, absolutamente todo, no te dejes nada atrás y, por un momento, cierra tus ojos. Todo, mágicamente, desaparece ¿Verdad? Vuelves a abrir tus ojos y de nuevo, todo está presente, puede que, incluso, veas algo nuevo, algo en lo que antes no te habías fijado. ¡Magia! Pero si vuelves a cerrar tus ojos nuevamente y todo vuelve a desaparecer y los mantienes cerrados un espacio de tiempo mayor que lo hiciste anteriormente, es posible que hasta te olvides de lo que, hace unos momentos, te rodeaba. Inténtalo. Con tus ojos cerrados, te centras en algún sonido o te distraes con algún pensamiento o, simplemente, sientes tu respiración. La magia de la respiración. La que te mantiene viva, la que es completamente autónoma, la que es mágica… Y vuelves a abrir tus ojos. Ualahhh… Todo sigue en su sitio y vuelves a recordar dónde te encontrabas. No me negarás que es pura y auténtica magia.  

Y yo me digo “¿Por qué nos hacemos tantas preguntas? ¿Por qué nos cuesta tanto fluir con la magia de la vida que nos rodea? ¿Por qué nos cuesta tanto abrazar esa magia y sentirla y disfrutarla y embriagarnos de todos los regalos que nos ofrece?” Si es que, además, es mucho más placentero y pletórico que los dolores de cabeza y tensiones corporales que nos forjamos tratando de encontrar las respuestas que tenemos delante de nuestras propias narices. Tan sólo por no abrir nuestros ojos de par en par, por no afinar nuestros oídos, por no agudizar nuestros sentidos, por no dejarnos acariciar por toda la gran belleza que nos rodea. 

Para mí, creer en la magia que nos rodea, es tener la capacidad de volar, aún sin despegar los pies del suelo. Es abrir los brazos y recibir con gratitud y aprecio lo que, previamente, pedí recibir.

¿Te has planteado alguna vez qué es para ti lo mágico…

 

Pilar Méndez

High Performance Coach

Holistic Health Coach

Avatar Master

Imagen   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s