¿QUÉ HACER CUANDO NO SABES QUÉ HACER?

Hay días en los que no sabes qué hacer aún teniendo muchas cosas por hacer, incluso habiendo organizado qué hacer. Pero es que te levantas y tu cuerpo te impide hacer lo que crees que deberías hacer. Aquí comienza la lucha entre lo que crees y lo que piensas que deberías hacer. Y fíjate que, aunque creas que no sabes qué hacer, resulta que ya estás haciendo algo. Mecánicamente, estás manteniendo una lucha, interna y sin armas pero una lucha y, tal y como vemos en las películas, mantener una lucha requiere de una gran cantidad de energía que termina por dejarte exhausta -aunque ganes la batalla-.

¿No sería más lógico o cabal “el dejarse ir”? ¿Qué hay de malo o de desaprobación en dejarse ir? ¿Por qué nos han inculcado esa idea de que para aprovechar cada minuto de tu vida se requiere que estés implicado en un trabajo, en una tarea, en una acción específica…?

El dejarse ir puede implicar tantas cosas: cedo el control, escucho mi voz interior, tomo el camino que nunca pisé, sonrío donde hasta ahora lloré o me enojé, doy la mano en vez de retirarla, callo y escucho en vez de hablar, cierro los ojos y confío, comienzo de nuevo donde creí que había zanjado, abro la puerta que había cerrado, duermo a la intemperie, corro hasta que mi corazón me desborde, apago la tele y doy la bienvenida al silencio, lloro saboreando mis lágrimas, río hasta desmoronarme en el suelo, respiro profundo con los ojos cerrados, dejo ir a los que se quieren marchar, doy la bienvenida a los que quieren entrar, tiro una moneda al aire y …

Ya ves, dejarse ir es lo mejor a hacer cuando no sabes qué hacer. Porque dejarse ir tiene una conexión profunda con tu sabiduría interior y siempre vas a contar con el apoyo universal, con la sincronía de todo lo que es y está en perfecto orden, momento y lugar.

Lo mejor de todo es reconocer que, hagas lo que hagas -éso era precisamente lo que tenías que hacer-

Pilar Méndez C

Holistic Heath Coach

Anuncios

5 pensamientos en “¿QUÉ HACER CUANDO NO SABES QUÉ HACER?

  1. Precioso Pilar¡ una magnífica descripción…culturalmente no hacer nada no está bien…dónde stá el limite entre algo y nada…todo es tan subjetivo¡¡¡
    Tenemos k aprender a saber estar en la nada…ese “vacío”.. para disfrutar del “algo”…sin freno, sin miedo,sin valoraciones…tan solo fluir¡¡¡….y como tu bien decías…ya eso….es un “todo”…el tuyo…el de cada uno….Feliz día¡¡¡bss

  2. Excelente publicación. Para mí ha significado un encuentro con la parte espiritual de nuestro yo, algo que solemos abandonar con las prisas y la cotidianidad. Te doy las gracias por DAR y apoyarnos a SENTIR

  3. Sí, tan importante es “hacer o no hacer”, como que permitamos y respetemos que los demás “hagan o no hagan”.

    Gracias por tu reflexión, me hace reflexionar y “parar el quehacer”.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s